Apoyo a nuestros empleados de manufactura

A medida que la pandemia mundial de lucha contra el coronavirus (COVID-19) continúa desarrollándose, queremos aprovechar este momento para asegurarle que estamos comprometidos a apoyar a nuestros empleados de manufactura en todo el mundo.

Nuestros empleados, nuestra responsabilidad.

Hace algunos meses, el mundo se vio afectado por una situación sin precedentes. La propagación de COVID-19 obligó a los gobiernos a decretar el cierre de las empresas del sector privado. Debido a esto, una gran cantidad de fábricas alrededor del mundo, entre ellas las nuestras, suspendieron la producción y cerraron sus puertas temporalmente, lo que tuvo un gran impacto en la economía global.

En estos tiempos difíciles, Gildan asume el compromiso de ayudar a sus empleados. Nuestro modelo de negocio único, ser propietarios de las instalaciones en las que se producen la mayoría de nuestros productos, nos permite trabajar estrechamente con nuestros equipos locales, gobiernos, ONGs y representantes sindicales (donde aplica) para garantizar que se respeten los derechos de los empleados y que reciban apoyo de forma constante durante esta crisis.

Durante el periodo de inactividad de nuestras fábricas, se decidió suspender a la mayoría de nuestros empleados, un mecanismo permitido por la ley mediante el cual los empleados quedan suspendidos de sus tareas pero conservan su contrato, su antigüedad y todos los beneficios legales a los que tienen derecho. Durante este periodo, los empleados también reciben apoyo económico de parte de Gildan y de sus respectivos gobiernos. En algunos países en los que el gobierno no brinda ningún tipo de asistencia, Gildan decidió ayudar económicamente a sus empleados.

 

None

“Cuidar a nuestros empleados siempre ha sido una de las prioridades de Gildan, y mucho más en estos tiempos de incertidumbre. Quiero que tengan la tranquilidad de saber que Gildan continúa totalmente comprometido a hacerlo mientras atravesamos la pandemia de COVID-19. Nuestros equipos están trabajando arduamente para garantizar el bienestar de nuestros empleados y la continuidad del negocio.”

- Claudia Sandoval Vicepresidenta de Ciudadanía Corporativa

Estatus de las operaciones por país

A continuación, incluimos un resumen sobre las medidas de apoyo implementadas para los empleados de cada país en el que operamos.

Estados Unidos

Tras el cierre de nuestras operaciones de manufactura y distribución en Estados Unidos, ocurrido el 23 de marzo de 2020, los empleados de producción del área de tejido y muchos de los empleados de los centros de distribución fueron suspendidos de sus puestos. Durante este periodo de suspensión, todos los empleados conservaron su antigüedad en la Compañía y los beneficios que tenían sin necesidad de contribución alguna de su parte. Además, desde el inicio de la suspensión de actividades nuestros empleados han sido candidatos a recibir beneficios por desempleo en los estados en los que operamos, como Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y Florida. Además, el gobierno de Estados Unidos otorgará una ayuda económica semanal hasta fines de julio de 2020 a los empleados que hayan sido despedidos como consecuencia de COVID-19 a través de la ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES).

Nuestros centros de distribución han continuado operando a cierta escala para entregar equipo de protección personal y brindar servicios a nuestros clientes. Algunas de nuestras plantas de tejido han vuelto a abrir sus puertas y trabajan a capacidad reducida para producir el hilo con el que se teje y cose el equipo de protección personal y poder satisfacer la demanda del negocio.

Honduras

El 16 de marzo de 2020 suspendimos temporalmente la producción de nuestras fábricas de manufactura en Honduras. Desde ese momento, la Compañía ha implementado diferentes soluciones económicas que también se analizaron con los representantes sindicales en los casos correspondientes. Estas medidas incluyen el pago directo de salarios mínimos, vacaciones y feriados acumulados a los empleados. Además, Gildan se sumó al Paquete Económico de Emergencia que lanzó el gobierno de Honduras para los empleados cuyos contratos fueron suspendidos. Este paquete ofrece un subsidio de ayuda económica familiar abonado de forma parcial por Gildan y el Estado.

Durante el periodo de suspensión, los contratos de los empleados siguen activos y todos conservan su antigüedad en la Compañía. Asimismo, los empleados continúan teniendo acceso a todos los beneficios de salud a través del sistema de seguridad social del país.

Nicaragua

El 23 de marzo de 2020 tuvimos que suspender la producción de nuestras fábricas en Nicaragua. Durante el periodo de suspensión, los contratos de los empleados siguen activos y todos conservan su antigüedad en la Compañía. Asimismo, los empleados continúan teniendo acceso a todos los beneficios de salud a través del sistema de seguridad social del país. Tanto las condiciones de suspensión como los salarios abonados durante este periodo se acordaron con los representantes sindicales y recibieron la aprobación del Ministerio de Trabajo de Nicaragua.

Para brindar apoyo a los empleados durante la suspensión, se está implementando una serie de medidas que incluyen el pago de los días de vacaciones acumulados y un subsidio de ayuda humanitaria por parte de Gildan a todos los empleados, que representa el 50 % del salario mínimo por hora del país para los empleados directos e indirectos.

República Dominicana

El 19 de marzo de 2020 suspendimos temporalmente la producción de nuestras fábricas en República Dominicana. Durante el periodo de suspensión, los contratos de los empleados siguen activos y todos conservan su antigüedad en la Compañía. Asimismo, los empleados continúan teniendo acceso a todos los beneficios de salud a través del sistema de seguridad social del país.

Durante las primeras dos semanas de suspensión, la remuneración que recibieron los empleados se calculó en función de las vacaciones acumuladas. En los meses de abril, mayo y junio, Gildan tuvo la oportunidad de acceder a un programa gubernamental denominado FASE, mediante el cual se brinda a los empleados el 70 % del salario mínimo, y Gildan colabora con el 30 % restante. Este 30 % abonado por Gildan no forma parte del programa, sino que se trata de una colaboración voluntaria que la Compañía decidió hacer para el beneficio de sus empleados.

Bangladesh

El 28 de marzo de 2020 suspendimos temporalemte la producción de nuestras plantas textiles y de costura en Bangladésh. Durante el periodo de suspensión, los contratos de los empleados siguen activos y todos conservan su antigüedad en la Compañía.

Desde el inicio de la suspensión en este país, hemos pagado el 50 % del salario a nuestros empleados, además de los subsidios. Esto representa aproximadamente un 70 % del salario mínimo del país.

Además, los trabajadores recibieron los pagos correspondientes a la Fiesta de la Ruptura del Ayuno, tal como indica la ley, y los días de vacaciones o de licencia con goce acumulados.

 

¿Tiene preguntas? Envíe un correo electrónico a [email protected]