Junio 9, 2020

Explorando la gestión ambiental en Gildan para el Día Mundial del Medio Ambiente

En ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, hablamos con Rossana González Carruyo, Directora de Medio Ambiente de Gildan, para conocer su punto de vista sobre el papel que desempeñan las prácticas ambientales sólidas en la optimización del desempeño de la Compañía. Ella nos habla de su pasión por la educación ambiental y cómo refuerza las mejores prácticas de la industria en Gildan:

¿Puede contarnos un poco sobre usted y su línea de trabajo?

He trabajado en la protección del medio ambiente y la salud y la seguridad durante más de 20 años, pero todavía soy relativamente nueva en Gildan. Comencé mi cargo de Directora de Medio Ambiente hace un año.

Cuando empecé mi carrera, trabajé como científico en microbiología industrial y pasé la mayor parte del tiempo en un laboratorio. Después de eso, trabajé en el control ambiental corporativo durante muchos años. También enseñé educación ambiental a estudiantes de posgrado en dos de las universidades privadas más importantes del oeste de Venezuela, lo cual fue algo que realmente disfruté hacer porque siempre me ha apasionado difundir la conciencia sobre la protección ambiental e inspirar a la gente a involucrarse en temas relacionados con la misma.

¿Cuál es su función en Gildan?

Soy responsable de supervisar y apoyar a nuestras instalaciones de manufactura en asuntos ambientales y desarrollar procedimientos ambientales alineados con las nuevas regulaciones y mejores prácticas. Esto es importante porque la creación e implementación de estándares ambientales en todas nuestras ubicaciones e instalaciones puede ser compleja, por lo que tener una fuerte supervisión y gestión juega un papel importante en grandes compañías como Gildan. Ahí es donde nuestro equipo de sostenibilidad dedicado entra en juego. Más allá de asegurar que nuestras operaciones se gestionen de forma responsable y sean más eficientes desde el punto de vista medioambiental, trabajamos con nuestros departamentos de Energía e Ingeniería para alinear los objetivos con el fin de reducir nuestro consumo de energía y agua. La gestión ambiental involucra a todas las áreas de la Compañía, y cada una debe trabajar en estrecha colaboración para que podamos reducir nuestros impactos y ser más eficientes en general.

¿Cuáles son sus principales objetivos o aspiraciones a medida que cumple con esta función?

Uno de mis principales objetivos es ayudar a nuestros diferentes departamentos a optimizar sus procesos, comunicaciones y recopilación de datos relacionados con el medio ambiente para asegurar que somos tan eficientes y conscientes de nuestro desempeño como podemos ser. Otro de mis objetivos es asegurar que nuestros empleados entiendan cuánto le importa a Gildan su impacto ambiental. Las personas que desempeñaron esta función antes de mí hicieron un trabajo fantástico sentando las bases para la recolección de datos y desarrollando nuestro sistema y objetivos ambientales, y mi trabajo es asegurarme de que todos a lo largo de nuestra Compañía entiendan cómo funciona este sistema, así como lo importante que es la sostenibilidad para nosotros, para nuestras comunidades e inversionistas.

¿Puede compartir sus ideas sobre lo que Gildan está haciendo para abordar sus impactos ambientales?

Estamos haciendo mucho para abordar nuestros impactos ambientales, desde las inversiones que hacemos en nuevas tecnologías y fuentes de energía más eficientes, hasta las iniciativas ambientales que apoyamos en las comunidades donde operamos. Somos innovadores y hemos aplicado las mejores prácticas de la industria en todo lo que hacemos. Lo realmente excepcional de esto es que no es algo nuevo en Gildan; ¡es un recorrido que comenzó hace casi 15 años! Gildan ha sido una de esas empresas que siempre ha buscado conservar el medio ambiente, mucho antes de que la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa fueran prácticas comunes.

También tenemos grandes estándares, que ya están bien integrados en los procesos y tecnologías de nuestras instalaciones, y trabajamos estrechamente con los gobiernos locales para adaptar nuestros procesos y cumplir sus reglamentos ambientales. Esto es algo que puede ser realmente complicado para una empresa tan global como Gildan porque necesitamos considerar todas nuestras diferentes ubicaciones mientras comprendemos y trabajamos dentro de las leyes locales de donde operamos, y luego implementar los estándares más estrictos.

¿Cuál de sus proyectos le entusiasma?

Nuestro principal proyecto en este momento es mejorar y fortalecer nuestro sistema de gestión ambiental, que se basa en la ISO 14000, una serie de normas, guías e informes internacionales de gestión ambiental. Este sistema nos permite controlar nuestro rendimiento y gestión medioambiental en áreas como el agua, las aguas residuales, los residuos de los vertederos y la energía, y nos ayuda a hacer un seguimiento y mejorar nuestro rendimiento. El sistema también nos ayuda a hacer un seguimiento de las leyes y regulaciones locales, y nos permite reunir fácilmente información para que podamos evaluar mejor nuestro desempeño e identificar las áreas en las que podemos mejorar. Hace que nuestro trabajo sea mucho más eficiente.

¿Por qué cree que se está desarrollando un mayor interés en la responsabilidad social de las empresas y en las prácticas comerciales sostenibles?

Ahora más que nunca, las personas sienten curiosidad por lo que compran y por la composición de una prenda, y se interesan por temas como la gestión de las aguas residuales, el cambio climático y la sostenibilidad. A medida que el mundo cambia, ese interés sólo seguirá creciendo. Las empresas también deben reconocer que los clientes y las comunidades tienen derechos, y tenemos que respetar esos derechos. Debemos asegurarnos de que operamos responsablemente y continuar mejorando y desarrollando nuestras prácticas ambientales para que podamos defender los derechos de nuestras comunidades.

Personalmente, creo que si todos podemos aprender a ser más conscientes de las cuestiones ambientales, podremos hacer un mundo mejor juntos. Por eso espero dedicar mi vida entera a mejorar los sistemas, así como a enseñar e inspirar a otros sobre el medio ambiente.