Septiembre 13, 2019

Reconocimiento del Mes de la Herencia Hispana: Preguntas y respuestas con Érika Carrillo López, Generalista de Recursos Humanos en Gildan

Esta semana marca el comienzo del Mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos. Para celebrar este evento, entrevistamos a Érika Carrillo López, que trabaja en nuestras instalaciones de hilado en Salisbury, Carolina del Norte, para conocer el crecimiento de su carrera en la Compañía y lo que su herencia significa para ella.

¿Puedes compartir con nosotros tu viaje y cómo llegaste a vivir a Carolina del Norte?

Nací y crecí en San Diego de la Unión, México. Cuando cumplí ocho años, mis padres decidieron emigrar a Estados Unidos. Nos instalamos en California, pero poco después, mi padre quiso que nos mudáramos a Carolina del Norte. Recuerdo haber empacado todas nuestras pertenencias en nuestra camioneta y viajar por todo el país en familia.

En aquel entonces, casi no hablaba inglés. En California, no era un problema porque me inscribí en una escuela en español, pero en Carolina del Norte, mi escuela era anglófona. Fue difícil. No tuve más remedio que aprender el idioma rápidamente.

Desde entonces vivo aquí. México siempre estará en mi corazón, pero Carolina del Norte ahora es mi hogar. Es donde tuve a mis dos hijos.

¿Puedes compartir con nosotros tu trayectoria profesional desde que empezaste a trabajar en Gildan en 2015?

Comencé como cambiadora de cursores en las instalaciones de hilado, fue mi primer trabajo de manufactura. A través de los años, he ocupado diferentes puestos: Operadora de Hilado, Coordinadora de Capacitación y eventualmente esto me ayudó a dar el salto a Coordinadora de Recursos Humanos. Recientemente, fui ascendida nuevamente a Generalista de Recursos Humanos. No podía creerlo cuando Recursos Humanos me lo informó. Les dije: “¿creen que puedo hacerlo?” y respondieron “¡por supuesto, por eso te lo estamos pidiendo!”.

¿A qué atribuyes tu éxito?

Cada ascenso que he recibido ha sido inesperado, ¡pero creo que debo estar haciendo algo bien! Creo que es porque hago todo con pasión y alegría. Es por eso que he podido ascender y tener una vida tan increíble aquí en Gildan. También soy muy proactiva y curiosa, siempre trato de participar y ayudar cuando puedo. Me convierto en un recurso para las personas y, con el tiempo, esto da resultados positivos. Todo lo que hago, lo hago con el corazón y creo que esa es mi receta para el éxito.

¿Qué perspectiva única te ha dado tu herencia?

Mis padres me inculcaron valorar el vínculo y la lealtad que una familia tiene entre sus miembros. Es uno de nuestros principios más importantes. Para nosotros la familia lo es todo y nos mantenemos fieles el uno al otro en las buenas y en las malas.

Aprecio esos valores y la conexión especial que tienen los miembros de mi familia. Creo que eso se deriva de nuestra cultura que es naturalmente acogedora y cálida en esencia.

¿Qué significa para ti el Mes Nacional de la Herencia Hispana?

Para mí, se trata de abrazar mi cultura y sentirme orgullosa de mi origen. Es importante mantenerse en contacto con su propia herencia, su cultura, su idioma y sus tradiciones.

Todos deberíamos sentirnos orgullosos de nuestros orígenes y este mes es el momento perfecto para que nosotros los latinos podamos celebrarlo.

Estar orgulloso de donde venimos va más allá de un mes de celebración. Para mi familia y para mí, celebrar nuestra herencia se da de diferentes maneras y en distintos momentos de nuestras vidas. Como ver películas sobre la cultura latina con mis hijos, educarlos sobre nuestra historia o simplemente compartir una comida tradicional con amigos y colegas.

Todos somos diferentes y tenemos un trasfondo único y el Mes de la Herencia Hispana se trata simplemente de celebrar esas diferencias.

¿Cuáles fueron algunos de los desafíos que enfrentaste al mudarte aquí?

Algunas veces fue difícil, especialmente durante mi adolescencia. Los niños de mi clase solían recordarme que no era de aquí. Me hacían sentir confundida. Cuando era niña, no podía entender por qué me trataban de manera diferente. Todos tienen su propia historia de cómo llegaron a ser lo que son, y cuando las personas se toman el tiempo para entender eso, podemos crear un ambiente donde todos se sientan aceptados y comprendidos.

¿Cómo ves el futuro de los latinos en Estados Unidos?

Quiero que mis hijos crezcan en un lugar que valore la diferencia y acepte la inclusión, como la cultura que tenemos aquí en Gildan. Hay tanta diversidad y de alguna manera, todos nos complementamos perfectamente. Creo que es porque todos usamos nuestras distintas fortalezas para hacer de este un mejor lugar de trabajo, lo que nos da a todos un sentido de pertenencia. Es realmente una sensación increíble.

Espero que mis hijos puedan vivir eso algún día.

Gildan reconoce que una de sus mayores fortalezas proviene de la diversidad colectiva de su organización. Para el Mes de la Herencia Hispana, Gildan honra a más de 500 empleados latinos que trabajan en sus plantas de Estados Unidos y destaca muchos de los logros notables realizados por los estadounidenses de origen hispano que han influido en la historia de Estados Unidos.