Agua

Nuestro enfoque

Aspectos destacados de 2020

Manejo del agua

Nuestro objetivo es manejar las aguas residuales de la manera más ecológica posible. Para ello, invertimos en innovadores sistemas de tratamiento de agua, como los sistemas de recuperación de calor y condensación, el sistema de laguna bioorgánica Biotop y reactores biológicos. Aplicamos controles estrictos en todos los efluentes provenientes de las plantas de tratamiento de aguas residuales y nos aseguramos de que no se vierta agua en acuíferos ni humedales protegidos. El agua que reingresa en el ecosistema local se controla constantemente para comprobar si cumple con los requisitos locales y las normas corporativas.

None

Limpiando nuestras aguas residuales

El Biotop de Gildan es nuestro innovador sistema de tratamiento biológico de aguas residuales. El sistema trata las aguas residuales mediante una serie de lagunas interconectadas que contienen bacterias y que, virtualmente, eliminan todas los tintes y las sustancias químicas, y no requiere energía en aumento para procesar el agua. Durante un ciclo de treinta a cuarenta días, el agua circula por un sistema donde hay bacterias, microorganismos, peces y animales silvestres que coexisten para limpiar el agua y devolverla al ambiente apta para la vida. El agua que reingresa en el ecosistema local es constantemente controlada para comprobar si cumple con los requisitos locales.

Nuestros dos Biotop son el hogar de muchos animales. Los humedales que los rodean alimentan a bosques en galería, donde habitan diversas plantas y animales, y sirven como hábitats esenciales para las aves migratorias. Estos humedales también actúan como depósitos de carbono naturales que ayudan a reducir los efectos del cambio climático.

None

Usar menos agua 

Otra forma de administrar el agua es asegurarnos que usemos menos cada año. Nuestro objetivo es aprovechar los sistemas que nos permiten integrar prácticas centradas en la reutilización y el reciclaje para maximizar la cantidad que usamos. Lo hacemos mediante el uso de un sistema de recuperación de calor y energía térmica producida por el efluente de nuestras operaciones para calentar el agua necesaria para nuestro proceso de fabricación. Entre 2013 y 2020, nuestro sistema de recuperación de calor nos permitió generar aproximadamente 6,300,000 m3 de agua caliente a partir de aguas residuales. Eso equivale a 2,550 piscinas olímpicas.